Medicina de Familia repite como última opción entre los aspirantes al MIR


Medicina Familiar y Comunitaria, la especialidad con mayor oferta de plazas de Formación Sanitaria Especializada, continúa siendo la última opción entre los aspirantes a una de las 8.550 plazas MIR convocadas por el Ministerio de Sanidad, cuyas pruebas se celebraron ayer en toda España junto con las FSE en Farmacia, Enfermería, Psicología, Química, Biología y Física -11.171 en total-. Cardiología -194 plazas-, Dermatología -124- o Anestesiología y reanimación -407-, son las opciones preferidas por la mayoría de médicos que se presentaron ayer en el Campus de Tafira de la ULPGC, una de las sedes habilitadas en Canarias para los exámenes, y muy pocos se decantan por ser médicos de familia.

La explicación, en la que todos coinciden, es que en España los médicos de Atención Primaria están poco valorados, mal pagados y con una presión asistencial «descomunal». «Tienen que atender a muchos pacientes en muy poco tiempo, y la mayoría de los compañeros no están dispuestos a experimentar eso después de invertir tantos años en una carrera larga y difícil», indicó Carol Herrera, graduada en Medicina por la ULPGC, que ayer se presentaba al MIR por primera vez. La joven se ha preparado el examen en una academia, de forma online, y ha invertido más de un año en el mismo, con jornadas de estudio «de 12 horas diarias sin parar». Aunque no descarta ninguna especialidad, -«todo depende del número que alcance-, su preferencia es Cardiología y está dispuesta a ir a donde sea para formarse como cardióloga. «La que menos me gusta es Medicina de Familia, la especialidad que nadie quiere pero, si al final consigo sólo plaza ahí, no le voy a hacer un feo, porque se necesitan, es un pilar fundamental, y es el que más plazas oferta».

«Poco valorados, mal pagados y mucha presión asistencial», principales causas del rechazo a la Atención Primaria


decoration

Una opinión con la que coincide Raimundo Cohen, un colombiano que también se presenta por primera vez al MIR, aunque lleva preparando el examen cinco años, combinando trabajo y estudios. «Tengo muy claro que quiero hacer anestesia. Yo ya tengo la experiencia de hacer medicina de familia como extranjero, y es muy complejo, igual que medicina de urgencias, hay que invertir mucho tiempo, muchos estudios, y está poco remunerado. Trabajas muchas horas y tienes poco tiempo para ver a tantos pacientes».

La excepción la pone Paula Beltrán, graduada en Medicina en la ULPGC, cuyo deseo es «quedarme aquí y, si pudiera elegir especialidad, me quedaría con médico de familia», señala con una sonrisa, consciente de que las condiciones de trabajo no son las mejores, «por el número de pacientes que tienen que ver en poco tiempo, yo lo veo cuando voy a mi médico que está súper estresado», apuntó poco antes de entrar en el examen de cuatro horas y media de duración y 200 preguntas más 10 de reserva.

Las pruebas FSE constaron de 200 preguntas y una duración de cuatro horas y media


decoration

En Canarias se han presentado a las pruebas nacionales de Formación Sanitaria Especializada 1.079 personas, 558 en la provincia de Las Palmas y 521 en Santa Cruz de Tenerife, que aspiran a una de las 11.171 plazas convocadas por el Ministerio de Sanidad, de las que 8.550 son en Medicina (12.668 aspirantes), 1.961 en Enfermería (7.889), 308 en Farmacia (1.599), 231 en Piscología (4.079), 60 en Biología (1.070), 42 en Física (265) y 19 en Química (226).

La enfermera María José Santana, se examinó ayer al EIR por segunda vez, aunque en esta ocasión ha invertido más de un año de preparación en una academia. Su objetivo es lograr una plaza en enfermería familiar y comunitaria o en salud mental. «Es una espinita que tengo, porque me presenté hace muchos años, y ahora quiero probar suerte de nuevo», apuntó.

También Esther García, graduada en Farmacia por la Universidad de La Laguna, se presenta por segunda vez al FIR. Lleva preparándose para ello un año y cinco meses, con jornadas diarias de estudio de 9 y 10 horas. «No he cogido vacaciones en todo este tiempo, sólo una semana, hacemos muchos simulacros y me veo bien preparada». Admite que desde que empezó la carrera tenía claro que quería trabajar en un hospital. «No tengo preferencias en cuanto a especialidad porque todo me gusta, farmacia hospitalaria, microbiología, bioquímica…, cualquiera me vale y donde sea», concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *