Los sanitarios empiezan las pruebas de Formación Sanitaria Especializada en la UIB


El edificio Guillem Cifre de Colonya de la UIB recibió mucho antes de los previsto a los 353 aspirantes que este año fueron llamados a las aulas para las pruebas de Formación Sanitaria Especializada (FSE), que se celebraron a las cuatro de la tarde en la UIB y son consideradas una de las convocatorias con la mayor oferta de plazas de la historia. En esta convocatoria se presentaron los primeros graduados en Medicina de la Universitat balear.

Sin tantos nervios a flor de piel y con parsimonia a la hora de entrar en el edificio –muchos repetían examen o llevaban años trabajando en lo suyo–, se asomaron al tablón de anuncios para buscar sus nombres. Las plazas para Medicina (el MIR) y Enfermería (EIR) son las que más candidatos presentaron. Les siguió Farmacia, Psicología, Biología, Física y Química. Baleares ofrece este año 248 plazas de FSE, 15 más que en la convocatoria de 2022, algo que valoraron positivamente los aspirantes a estos exámenes pero con la expectación de saber si mejorará su sector.

Y es que las malas condiciones laborales, sumado a la sobrecarga de trabajo y la dificultad de vivir en estas Islas son todavía cuestiones que no solo marcaron estos años anteriores –agudizados por la pandemia, como bien recordaron algunos médicos y enfermeros horas antes de las pruebas–, sino que parece ser que continuarán marcando este 2023. Los exámenes comenzaron puntuales en las nueve aulas habilitadas y duraron cuatro horas y media. Cabe recordar que a nivel estatal fueron 27.796 personas las que se habrían presentado para acceder a una de las 11.171 plazas ofertadas de FSE (353 para Baleares). Medicina Familiar es la especialización con mayor oferta pero también la peor valorada: «Si ya teníamos carencias, la pandemia las ha agudizado, por eso las otras especialidades están aumentando más», destacó Santiago García, poco antes de su examen del MIR.

También hubo candidatos que mencionaron que los salarios no se equiparan al nivel de vida que exigen las Islas. Esto hace que muchos prefieran otras comunidades autónomas antes que Balears, a pesar de que, como explicó el enfermero Marcos Sumavielle, «las condiciones del IB-Salut son incluso mejores que las que vemos, por ejemplo, en el Sergas (Galicia)». Por su parte, la enfermera Lorena Blanco, que se presentó al EIR para sacarse la especializada de Matrona y lleva más de un año trabajando en el Hospital de Manacor, aseguró que «enlazo contratos eventuales, y en eso no tengo problemas. Pero sí que hay pocos enfermero, la gente tiende a doblar y a trabajar en la privada y en la pública».

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *