Depresión adolescente: qué es, signos de alerta y causas


La depresión adolescente es un fenómeno que aumentó significativamente a raíz de la emergencia sanitaria por el COVID-19 y se ha mantenido en la transición rumbo a la post-pandemia, según un reporte de TecSalud, portal médico del Tecnológico de Monterrey que enlista las señales de alerta, así como las causas de esta enfermedad.

¿Qué es y cuáles son las señales de alerta de la depresión adolescente?

De acuerdo con el artículo medico revisado por la experta en Psicología Clínica, Araceli Franco Alcocer, datos epidemiológicos nacionales e internacionales estiman que 1 de cada 5 adolescentes experimentarán un cuadro depresivo antes de los 18 años.

  • La depresión es un padecimiento mental/emocional que interfiere en el desarrollo del adolescente, con repercusiones en sus actividades cotidianas como el rendimiento académico, alimentación, higiene de sueño, vida socio/familiar, tiempo de entretenimiento y ocio, comer y divertirse.

Cuando el entorno familiar o social percibe en el joven comportamientos de aislamiento, desinterés, apatía, sin reconocer que estos puedan estar dando la pauta a una posible depresión adolescente, la reacción inicial es motivarlo y alentarlo a ‘ser positivo’ para que ‘se le pase’.

Sin embargo, es importante subrayar que la depresión no se quita simplemente con cambiar la actitud y ser positivo: la depresión requiere ser atendida terapéuticamente con profesionales de la salud mental/emocional.

Se trata de un padecimiento que tiene implicaciones tanto emocionales y cognitivas, como físicas. Algunas señales que pueden servir para identificar si un adolescente puede estar atravesando por una depresión y buscar ayuda son:

Emocionales Físicos Cognitivos
Llora fácilmente
Pierde interés y no disfruta las cosas como antes
Se aísla socialmente
Presenta altos niveles de frustración o sentimientos de ira irracionales
Tiene baja autoestima y sentimientos de auto-devaluación
Posee sensibilidad extrema al rechazo o fracaso
Realiza autocrítica excesiva
Tiene pensamientos recurrentes de muerte y suicido
Presenta dolores de cabeza recurrentes
Padece trastornos del sueño (desde dormir mucho, hasta presentar insomnio)
Tiene cambios en la alimentación y pérdida de peso
Consume sustancias peligrosas y alcohol
Tiene problemas estomacales
Presenta pérdida de energía
Está cansancio o fatigado constantemente
Tiene dolores en el cuerpo
Se realiza autolesiones
Tiene dificultad para pensar y concentrarse
Padece lentitud para razonar y hablar
Presenta bajo rendimiento

¿Cuáles son las causas de esta enfermedad?

De acuerdo con la experta del Tec de Monterrey, no existe una causa única, ya que la depresión puede ser  por causa multifactorial. Al día de hoy se considera que la depresión es un fenómeno complejo y entre las principales causas en adolescentes encontramos:

  • Desequilibrio hormonal: cambios o inestabilidad hormonales.
  • Antecedentes heredofamiliares con temas de depresión.
  • Desregulación neurotransmisora: deficiencias en la química cerebral.
  • Factores psicológicos: Situaciones de estrés y ansiedad (duelos, cursar alguna enfermedad significativa, situaciones de abuso físico o emocional, conflictos psicológicos durante la infancia, por citar algunos.)

Es importante mencionar que en la actualidad, las redes sociales y demás medios de comunicación tienen un papel importante, puesto que pueden exacerbar la depresión cuando un joven está transitando por ella.

Si algún adulto cercano o amigo del adolescente observa algunos de los signos antes mencionados, es recomendable que le pregunte cómo se está sintiendo y si hay algo que le esté molestando o preocupando. También, referirle los cambios en su comportamiento que se han observado en él los últimos tiempos y su preocupación por ello.

En primera instancia, es necesario acudir con el profesional de la salud al que la familia y el joven tienen confianza. En muchos casos,  el pediatra puede escuchar al joven, orientar a los padres y a la vez, hacer la derivación a un profesional de la salud mental/emocional, ya sea un psicólogo clínico, un psicoterapeuta, psicoanalista o un paidopsiquiatra.

Es importante que la depresión en el adolescente sea atendida a tiempo para evitar implicaciones significativas en todas las áreas de su desarrollo, que a su vez, provoque repercusiones en su vida adulta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *