Cuidados Paliativos: “Curar no es el único objetivo de la medicina” – Entrevistas


El servicio de Cuidados Paliativos del Hospital de Área El Bolsón, Río Negro, realiza su actividad en áreas urbanas y rurales además de organizar talleres y caminatas para pacientes y familiares en duelo.

Invisibles: No siempre el valor y la fama coinciden; ni los médicos más dedicados son los más visibles. Valoran el agradecimiento de quienes los necesitan más que algunos minutos en televisión. Forman parte de sus comunidades y están comprometidos con ellas. No tienen nada para vender; más bien comparten lo que tienen, lo que saben. Atienden en localidades remotas a familias humildes, no quieren dejar huérfana a ninguna enfermedad. Curan cuando se puede y cuidan siempre. Son aquellos que con los pies en el barro le dan sentido a una profesión milenaria. IntraMed quiere homenajearlos con este ciclo de entrevistas que se propone darles visibilidad a los “Invisibles”.

El Servicio de Cuidados Paliativos del Hospital de Área El Bolsón nació hace 7 años por una necesidad. Desde la guardia, un grupo de profesionales de la salud detectaron que había pacientes que requerían otro tipo de atención. La tarea y las ganas precedieron a la especialización. Hoy el servicio está integrado por las doctoras Marcela Fernández (Clínica médica), Gimena Ingenieros (Salud mental), Silvia López  (Medicina General) y el licenciado José Lobos (Enfermería).

“Nuestra tarea es de forma integral, no la dividimos por especialidades y eso hace a lo cotidiano más enriquecedor”, explica Gimena Ingenieros mientras que José Lobos agrega que “al plantearse todo en equipo, casi no hay tareas individuales”.

Por su parte, Marcela Fernández rescata que es importante “seguir apostando a que cada vez hayan más equipos de cuidados paliativos  en diferentes lugares que se ocupen de las necesidades de la gente”.

Por último, el equipo celebra la Ley de Cuidados Paliativos que iguala derechos entre pacientes, más allá del nivel económico o de si tienen o no cobertura médica.  En diálogo con IntraMed, los profesionales hablan de la historia de este servicio, su tarea actual y sus actividades especiales como caminatas y talleres  para pacientes.

¿Cómo llegaron al paliativismo?

Dra. Marcela Fernández: Fue un proceso de trabajo en el que detectamos que ciertos pacientes necesitaban otro tipo de atención de forma continua o más seguimientos en domicilio. Mirando hacia atrás, primero notamos esa falta y después empezamos a hacer una tarea que en un principio no tenía nombre, pero que con el tiempo se hizo más exigente, porque al resolver situaciones, otros pacientes buscaron los mismos cuidados. Tuvimos que capacitarnos, adquirir herramientas para afrontar las tareas de la mejor manera. Hicimos posgrados en Cuidados Paliativos y pudimos ponerle nombre al trabajo que ya hacíamos.

Lic. José Lobos: Antes brindábamos esa atención desde la guardia, que no es el lugar, pero no había otro. Surgió la inquietud de querer ofrecer algo más y no saber cómo, por lo que nació el proyecto de armar un equipo de cuidados paliativos, sin tener en ese momento todas las herramientas pero sí las ganas. Con Marcela veíamos pacientes cada uno por nuestro lado y siempre nos encontrábamos, compartíamos las vivencias, yo a veces necesitaba de la parte médica y ella de enfermería y así se fue armando el servicio hace 7 años.

¿Qué reflexiones pueden hacer sobre cuidar y acompañar cuando curar no se puede?

Lic. José Lobos: La mirada. Mirar a la persona y no a la enfermedad y, en base a eso, armar una estrategia de cuidado para mejorar la calidad de vida. Nuestro enfoque no pasa por el curar sino por otro lado y debemos desestructurar el “mirar la enfermedad”, que es tan rígido, hegemónico y viene de tanto tiempo atrás. Pero cuando lográs hacerlo, ves que los resultados son muy gratificantes.

Dra. Marcela Fernández: Está muy incorporado a nuestra sociedad que si no cura no sirve, que la medicina tiene que ser para curar. Nosotros, con nuestros pacientes, tenemos que desarmar esa idea de que si los mandan a cuidados paliativos es porque no hay nada para hacer. Y siempre recordamos que mientras haya vida, hay muchísimo por hacer. Hay una mirada, una escucha, una palabra para generar bienestar. Curar no es el único objetivo de la medicina. Ya lo dijo en sus enunciados Epicuro, uno de los primeros médicos, que “la medicina está para cuidar, para acompañar, aliviar y algunas veces para curar”. Pero en nuestra sociedad exitista nos quedamos con que solo sirve lo que cura y nos olvidamos del 90% de las situaciones de la medicina que pasan por aliviar, acompañar y estar.

¿Qué es lo que más se trabaja desde la salud mental?

Dra. Gimena Ingenieros: Una de las cosas que más se trabaja es en el afrontamiento del diagnóstico, del pronóstico, la finitud. Y poder integrar, no solo quedarnos con que nos pasa algo físico o algo emocional, también nos pasa el espíritu, va todo junto. Ahí es cuando no hacemos muchas diferencias entre nuestras especialidades. Entonces al afrontamiento del diagnóstico, el pronóstico y la finitud no la vemos solo desde la salud mental, los vemos todos.

Dra. Marcela Fernández: Que haya distintas disciplinas trabajando en un área como cuidados paliativos da la sensación de “fragmentación”, pero la formación en nuestra especialidad es abarcativa. Todos tenemos las mismas herramientas para enfrentar las dificultades de la esfera social, emocional, espiritual; nos capacitamos para entender la integralidad del paciente. Entonces, los aportes del conocimiento y la especialidad de cada uno son puntuales: Gimena puede ayudarnos a elegir una medicación del área de la salud mental, yo puedo aportar algo de clínica o José del área de enfermería, pero nuestra tarea es muy horizontal y todos trabajamos en forma continua con los pacientes. Eso es un valor del equipo, no es que el paciente tenga que ir a tres consultas para que nos ocupemos de sus tres problemas. Porque si no caemos en una atención fragmentada y se pierde ‘don Juan’, que siente dolor y está angustiado porque no puede trabajar.

¿Qué diferencias existen en el trabajo en áreas rurales y urbanas así como en el domicilio y en el hospital? ¿Qué dificultades se presentan?



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *